Oda al tapeo con cerveza Xela

Oda al tapeo con cerveza Xela

Xela nace en una tierra donde el tapeo es parte de su filosofía. ¿Por qué tapeamos?   Porque nos gusta la calle, el aire, el movimiento. Sí, sobre todo ahora que el otoño se va abriendo paso. Porque no entendemos el concepto de comer como el de estar en un lugar encorsetado, mirando al frente o solo a un lado y otro -¿llevamos o no llevamos el espíritu andaluz?-. Porque nos gusta la luz y, sobre todo, la variedad, el picoteo y el trago sencillo a cualquier hora… o a todas las horas.   Como buenos fans que somos de las tascas o de las tabernas, imaginamos empezar con un primer trago de cerveza artesana Xela acompañada de una ración de queso viejo, de embutidos de la sierra, de aliños o pescaíto. Es un buen punto de partida. Y así comenzamos arreglando el mundo entre amigos o compartiendo confidencias con nuestra pareja. Y, para que todo se nos haga más llevadero, continuamos con unas gambas de Sanlúcar. O unos mejillones al natural. Y es que Xela combina bien con quesos viejos, conservas o mariscos –¿aún no conoces nuestra recomendación de maridaje?-.   Pero queremos más, esto era solo el aperitivo. Xela ha dejado nuestro paladar limpio, con cierto regusto a vino, a auténtico Sherry, y preparado para el cambio. Es el turno para los guisos, carnes o pescados. Es hora de adentrarse por esos bares de callejuelas estrechas, saboreando también la auténtica esencia de ciudades y pueblos. Aquí siempre está nuestro lugar de referencia, esa ración inolvidable o ese tapa que marca la diferencia y que un día te...
La cerveza artesana y el placer del maridaje

La cerveza artesana y el placer del maridaje

La cerveza artesana tiene varias ventajas sobre el vino cuando se trata de apreciar los sabores de los alimentos: su sabor limpio y amargor notable despeja el paladar entre bocado y bocado mejor que cualquier vino. De hecho, cada vez son más los chefs que incluyen en sus cartas cerveza artesana.   No obstante, ¿qué hacemos normalmente cuando vamos a un restaurante? Primero elegimos los platos que vamos a degustar y, en base a ello, seleccionamos el tipo de vino o cerveza que le va bien. A saber: un buen vino blanco, rosado, tinto… o bien nuestra cerveza preferida.   Pero, ¿es este el mismo proceso a realizar con la cerveza artesana? Las particularidades de este producto recomiendan actuar de la forma contraria: primero se elige la cerveza artesana y luego decidimos qué alimentos combinan mejor con ella.   Existen tres maneras diferentes de hacer un maridaje con una cerveza artesana y un determinado plato: por complemento, por corte o por contraste.   La cerveza artesana se comporta como complemento cuando su sabor y aroma acompaña a los del plato de manera armónica sin invadir sus sabores. Una cerveza corta o “limpia” la boca, cuando se la combina con comidas muy picantes, sabores avinagrados o con flavores muy fuertes y persistentes, los cuales se buscan suavizar y atenuar con cerveza. La cerveza se combinará con el plato por contraste cuando sus sabores se encuentren contrapuestos con los del plato, donde generalmente se busca la contraposición con el amargor de la cerveza a partir de la elección de platos que contengan algún ingrediente dulce o agridulce.   Así, teniendo en cuenta los diferentes tipos de cerveza artesana, los platos sugeridos para combinar...
¿A qué temperatura se sirve la cerveza artesana?

¿A qué temperatura se sirve la cerveza artesana?

Si hacemos caso a los anuncios publicitarios, parece que lo que realmente nos gusta es una cerveza bien fría. Pero, ¿realmente todas las cervezas deben servirse muy frías?   Quizás esto es lo que nos quieren hacer creer las grandes marcas de cervezas industriales, ya que las temperaturas tan frías son inhibidoras del gusto. Y es que, si nos decantamos por este tipo de cervezas producidas en serie, o con la palabra “light” en algún lugar del nombre, entonces sí: definitivamente lo mejor es mantenerlas cuanto más frías mejor. No obstante, para las cervezas artesanas no hay una temperatura única y estándar. Y, si la hubiera, seguro que no sería helada.   La temperatura tiene un profundo efecto en nuestras papilas gustativas. De hecho, los compuestos responsables de esos aromas y sabores que nos gustan de nuestras cervezas, se activan o suprimen dependiendo de la temperatura: el calor hace que sabor sea más perceptible, mientras que el frío los “apaga”, los mata. La elección de la temperatura adecuada asegura que estos componentes permanezcan en equilibrio mientras se disfruta de una cerveza artesana.   Numerosos estudios realizados por investigadores demuestran que el aumento de la temperatura de un alimento o bebida fortalece las señales eléctricas que transmiten al cerebro lo que se está degustando. Otro punto a tener en cuenta es que servir la cerveza a temperatura ambiente tampoco es lo recomendable, a no ser que vivamos en países o zonas geográficas frías donde la temperatura se mueva entre los 4 y los 12 grados.   Por norma general, hay dos aspectos que, de forma rápida, nos ayudarán a saber si...
Millennials: protagonistas del boom de la  cerveza artesana

Millennials: protagonistas del boom de la cerveza artesana

Si hay un grupo de consumidores en el que influye de manera significativa conceptos como el de “artesanal”, “costumbre”, “edición limitada”… en su decisión de compra, ese es el de los millennials. Ya comentamos desde Xela en nuestro anterior post que la cerveza artesana ha cautivado a todo tipo de perfiles, grupos de edad o sexo. Pero no es menos cierto que son estos millennials los que han “encauzado” al resto de consumidores.   Esta llamada “Generación del Milenio”, jóvenes entre 20 y 35 años, y que se hicieron adultos en plena prosperidad económica antes de la crisis, viene con nuevas necesidades y demandas y están haciendo que las empresas se pongan las pilas en cuanto a la calidad de sus producciones.   ¿Cuál es la razón? Principalmente, son nativos digitales y muy activos en las redes sociales. Les gusta opinar, protestar, apoyar, dar sus propias versiones, proponer nuevas formas de hacer las cosas… Además, ya no exigen solo una buena atención, sino personalización, que las empresas se adapten a sus necesidades. En definitiva, quieren sentirse protagonistas: prefieren compartir a poseer, y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social.   La aparición de nuevos locales de carácter más auténtico o artesanal, como puede ser el boom de los tabancos, pequeñas bodegas o cervecerías, pubs…, tiene mucho que ver con ellos, ya que este movimiento de apoyo a lo diferente, a las apuestas locales, independientes y artesanas, al final no hace más que retroalimentarse.     Y mientras los grandes productores siguen produciendo las mismas cosas que siempre tienen, los pequeños fabricantes ofrecen variaciones de...
La cerveza artesana: el triunfo del sabor

La cerveza artesana: el triunfo del sabor

“Hay que ser sublime sin interrupción”. Baudelaire   Definir lo que es una cerveza artesana es complicado. Algunos la entienden simplemente como aquella cerveza fabricada por empresas pequeñas e independientes; otros la ven como algo propio de nerds o sibaritas de la cerveza, como un producto restringido para una minoría. Hay quien dice que su auge tiene mucho que ver con ese “back to basics”, esa vuelta a los orígenes de las cosas, a su esencia… En Xela entendemos que el tamaño de la empresa no puede ser el que defina si su producción es lo que marca si una cerveza es artesana o no. Ya hicimos un artículo donde explicábamos qué significaba eso del concepto de artesano para nosotros: el acento está en el estilo de vida, en el sabor, en la variedad, en el aroma… Todo está más relacionado con la experimentación, con la curiosidad, con esa búsqueda de lo sublime, que con tamaños de empresas o rarezas personales o minoritarias.   Lo que sí podemos desgranar desde cerveza Xela es un puñado de certezas sobre lo que debe ser una cerveza artesana: un producto exclusivo. Hay tantos tipos de cerveza artesana como formas de entender sabores o aromas. El mismo producto se reinventa, cada fabricante le da su toque especial, se incide en algo que no tienen los demás. En el caso de cerveza Xela, nuestro punto de diferencia es el que nos da nuestra tierra, el toque, el sabor a Sherry.     una materia prima de calidad. La fermentación es un proceso imprescindible en la elaboración de la cerveza artesana. Obtener un producto de...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies