La cerveza artesana tiene varias ventajas sobre el vino cuando se trata de apreciar los sabores de los alimentos: su sabor limpio y amargor notable despeja el paladar entre bocado y bocado mejor que cualquier vino. De hecho, cada vez son más los chefs que incluyen en sus cartas cerveza artesana.

 

No obstante, ¿qué hacemos normalmente cuando vamos a un restaurante? Primero elegimos los platos que vamos a degustar y, en base a ello, seleccionamos el tipo de vino o cerveza que le va bien. A saber: un buen vino blanco, rosado, tinto… o bien nuestra cerveza preferida.

 

Pero, ¿es este el mismo proceso a realizar con la cerveza artesana? Las particularidades de este producto recomiendan actuar de la forma contraria: primero se elige la cerveza artesana y luego decidimos qué alimentos combinan mejor con ella.

 

Existen tres maneras diferentes de hacer un maridaje con una cerveza artesana y un determinado plato: por complemento, por corte o por contraste.

 

  • La cerveza artesana se comporta como complemento cuando su sabor y aroma acompaña a los del plato de manera armónica sin invadir sus sabores.
  • Una cerveza corta o “limpia” la boca, cuando se la combina con comidas muy picantes, sabores avinagrados o con flavores muy fuertes y persistentes, los cuales se buscan suavizar y atenuar con cerveza.
  • La cerveza se combinará con el plato por contraste cuando sus sabores se encuentren contrapuestos con los del plato, donde generalmente se busca la contraposición con el amargor de la cerveza a partir de la elección de platos que contengan algún ingrediente dulce o agridulce.

 

Así, teniendo en cuenta los diferentes tipos de cerveza artesana, los platos sugeridos para combinar serían:

  • Con las cervezas Lager –la mayoría de las industriales y algunas artesanas, que fermentan a temperaturas bajas- se puede combinar cordero o marisco. También, en verano, el salmorejo o el gazpacho.
  • Las cervezas claras y suaves (Bitter, Mild, Pilsen o Pale Ale, o también las belgas) combinan bien con salazones, carnes rojas y grasas, pescados ahumados… También pescados con sofritos y marinados, o mariscos y moluscos. Además, con ensaladas y platos de verdura.
  • Las cervezas oscuras (Viena, Pale Ale, Múnich, Ales oscuras…) pueden ser acompañadas de pescados con sofritos, suquets de pescado y escabeche, así como carnes especiadas.
  • Las cervezas de cuerpo generoso (Bock, Lagers oscuras, Ale arcaicos…) se combinan con embutidos curados, cocidos o ahumados, o con ensaladas amargas. También con queso fresco.
  • Las cervezas amargas (India Pale Ale, America Pale Ale) se pueden acompañar con pescados ahumados, verduras amargas, hamburguesas y ensaladas no ácidas.
  • Las cervezas negras con chocolate, quesos añejos y algunos quesos suaves como el de Burgos. También con platos de moluscos, como langosta u ostras.

 

¿Cuál es nuestra recomendación de alimentos que combinan bien con nuestra cerveza artesana Xela?

Al pertenecer a la familia de la cerveza Ale, de alta fermentación, y combinar un buen balance de malta y lúpulo, te invitamos a que tomes Xela acompañada con quesos viejos, carnes rojas, conservas, mariscos, pescado azul… Su sabor intenso inicial, que luego se disipa gracias a su toque de vino, te deja un agradable regusto en la boca que marida a la perfección con este tipo de productos.

 

Image by Marco Giacomuzzi

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies