¿Vino o cerveza? La eterna dicotomía del qué tomar

¿Vino o cerveza? La eterna dicotomía del qué tomar

Pocas bebidas (excepto el té o el café) dividen el mundo de manera tan espectacular como la cerveza o el vino. Por lo general, quien consume vino también consume cerveza. Y quien consume cerveza no siempre consume vino. Pero esta dicotomía, precisamente gracias al auge de las cervezas artesanales, está cambiando. En el sector cervecero se está llevando a cabo un sistema de guía con puntuación, como ya ocurre con los vinos. De hecho, algunas marcas fabrican cervezas que envejecen en barrica y que cuentan con una fecha de embotellado. No obstante, independientemente de nuestros gustos personales sobre una u otra bebida, hay sutiles diferencias en la forma en que afectan al cuerpo y cómo pueden incidir en nuestro estado de salud. ¿Engorda más el vino o la cerveza? ¿Cuál de ellas es más beneficiosa para nuestro corazón? ¿Cuál da peor resaca? Vamos a ver unas ligeras pinceladas que nos aclaren algo estos temas.   ¿Cuál emborracha con mayor rapidez? Una pinta de cerveza y un vaso de vino pueden tener el mismo contenido de alcohol. Sin embargo, el hecho de que pasemos a un estado de embriaguez depende de la velocidad en la que el alcohol pasa al torrente sanguíneo. Esto puede depender del tipo de bebida, entre otros factores. El Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas realizó recientemente un estudio tomando como muestra a 15 hombres, a los que se les ofreció diferentes bebidas en diferentes días, cuidando que en el contenido de alcohol proporcionado a cada uno de ellos se tuviera en cuenta su peso corporal. También se controló que la ingesta de alcohol se realizara al mismo...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies