Por qué brindar en Navidad con cerveza artesana Xela

Por qué brindar en Navidad con cerveza artesana Xela

Lo sé. Lo sabemos. Las Navidades son fiestas de moscatel con pestiños, de fino, manzanilla o Pedro Ximénez y, sobre todo de cava o champagne. Afortunadamente, la cerveza, la buena cerveza, se hace un hueco importante también en cualquier celebración. Porque se une a la buena mesa y al hedonismo. Su elaboración artesana, sus ingredientes naturales y, en nuestro caso particular, el vino, el sherry que lleva dentro, lo facilitan. Y es que el placer de la bebida va más allá del paladar y forma parte de las emociones. Solo es posible transmitir la emoción de un lugar con una elaboración propia. Solo quien conoce, vive y siente el pálpito de una tierra es capaz de transmitirla en sus productos. Por eso Xela también es, en esencia, Marco de Jerez, flamenco, zambombas, belenes… Y, por eso, decimos no a los vinos del montón, a las cervezas industriales y a las medias verdades. En estas Fiestas más que nunca. Han sido muchas las catas y degustaciones que hemos celebrado en este año. Y en todas nos hemos quedado con la aprobación y la agradable sorpresa de quien prueba Xela: es una cerveza suave, que entra muy bien, que gusta a amantes y curiosos de la cerveza artesana y que tiene ese toque de vino que tanto agrada a los más mayores y que sorprende a los jóvenes, ahora que se habla tanto del abandono de esa costumbre tan nuestra de beber vino por parte de ellos. Y, precisamente por eso, nuestro público es tan amplio. Ahora es momento de alzar el vaso y de brindar por los logros de este...
Millennials: protagonistas del boom de la  cerveza artesana

Millennials: protagonistas del boom de la cerveza artesana

Si hay un grupo de consumidores en el que influye de manera significativa conceptos como el de “artesanal”, “costumbre”, “edición limitada”… en su decisión de compra, ese es el de los millennials. Ya comentamos desde Xela en nuestro anterior post que la cerveza artesana ha cautivado a todo tipo de perfiles, grupos de edad o sexo. Pero no es menos cierto que son estos millennials los que han “encauzado” al resto de consumidores.   Esta llamada “Generación del Milenio”, jóvenes entre 20 y 35 años, y que se hicieron adultos en plena prosperidad económica antes de la crisis, viene con nuevas necesidades y demandas y están haciendo que las empresas se pongan las pilas en cuanto a la calidad de sus producciones.   ¿Cuál es la razón? Principalmente, son nativos digitales y muy activos en las redes sociales. Les gusta opinar, protestar, apoyar, dar sus propias versiones, proponer nuevas formas de hacer las cosas… Además, ya no exigen solo una buena atención, sino personalización, que las empresas se adapten a sus necesidades. En definitiva, quieren sentirse protagonistas: prefieren compartir a poseer, y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social.   La aparición de nuevos locales de carácter más auténtico o artesanal, como puede ser el boom de los tabancos, pequeñas bodegas o cervecerías, pubs…, tiene mucho que ver con ellos, ya que este movimiento de apoyo a lo diferente, a las apuestas locales, independientes y artesanas, al final no hace más que retroalimentarse.     Y mientras los grandes productores siguen produciendo las mismas cosas que siempre tienen, los pequeños fabricantes ofrecen variaciones de...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies